--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Plantas acidófilas

Plantas de suelos ácidos


Las plantas conocidas como acidófilas necesitan un tipo de suelo con unos determinados factores, que sin embargo son perjudiciales para otras plantas.

Los suelos con un elevado pH o calcáreos, producen un problema conocido como clorosis férrica, esto afecta al desarrollo de las plantas cuyas hojas se tornan amarillentas, perjudicando más a las hojas jóvenes que a las maduras.

No corregir el pH puede desencadenar en la falta de vitalidad de las hojas y tallos, finalizando por acabar con la planta.

Cuanto más se acerque el pH del suelo a las características de una planta mejor será su desarrollo.

Conocer el pH es un elemento importante, en los centros de jardinería podemos hallar útiles para medir el grado de acidez del suelo, eso nos facilitará mucho la labor a la hora de conocer que tipo de plantas encajarán mejor en nuestro jardín.

Colocar el cursor encima de la imagen para conocer el nombre de cada planta
El grupo de plantas representadas en este artículo se conocen como acidófilas o lo que es lo mismo plantas amantes de los suelos con un rango ácido.

En general, en zonas con lluvias frecuentes, suelen abundar los suelos ácidos debido a que el agua de lluvia se lleva los compuestos de calcio formando carbonatos solubles y generando acidez.

Los suelos ácidos son habituales en buena parte del norte de España, de modo que las plantas acidófilas aquí no tendrán problemas para medrar.

Muchas de las plantas acidófilas se cultivan en macetas y prosperan de forma impecable, sólo hay que mantener cierto cuidado con el agua del grifo, porque suele ser demasiado alcalina y con el tiempo sube el pH del sustrato.

Para que no perjudique es preferible acidularla: proceso que consiste en añadirle unas cuantas gotas de zumo de limón o vinagre antes del riego.

En el apartado de la alimentación sucede o mismo, es vital usar un abono formulado especialmente para plantas acidófilas, con el objeto de mantener la acidez del suelo.

La acidez se mide por medio del pH (abreviatura de potencial de hidrógeno). Esta medida comprende entre 1 (acidez extrema), y 14 (alcalinidad total), un valor de 7 es considerado como neutro, (ni ácido ni alcalino).

Por lo tanto se puede interpretar que un pH que se sitúa en 4'5 corresponde a un suelo muy ácido y un pH de 9 contempla a un suelo muy calizo.








No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin