Fichas de plantas (no cactus)
               

1.7.11

Plantas en macetas



Debemos entender que las plantas que crecen en macetas no lo hacen en su condición natural, por lo que requieren de ciertos cuidados específicos.

En el momento que compramos una planta hay que saber que además de regarlas de vez en cuando y facilitarle algo de luz, también tendremos que darles otros cuidados para que crezcan de forma vigorosa.

 Aunque pueda parecer lo contrario, las plantas mantenidas en macetas, no son demasiado exigentes.

De todas formas, las plantas que se cultivan en macetas están en inferioridad con respecto a las que se encuentran en el suelo, entre otras cosas porque no pueden expandir sus raíces con libertad.

La jardinería desarrollada en contenedores, es una alternativa excelente ante la falta de suelo de cultivo, bien sea por carecer de jardín o porque éste tenga un suelo pobre o difícil, incluso una climatología adversa.

Ante una dificultad climática es muy adecuado tener las plantas en macetas, puesto que facilita su movilidad hacia ubicaciones más propicias.

Para que la planta tenga un desarrollo adecuado es primordial que el tiesto o jardinera no sea ni muy pequeña ni muy grande, sino que exista una armonía proporcional entre la planta y el contenedor, y donde ésta pueda crecer saludable.

A la hora de adquirir una maceta, hay que tener en cuenta el tamaño, material y la planta que se va a albergar en ella, incluso su ubicación, así las ideales para la intemperie son las que tienen una base firme, están fabricadas con hierro, arcilla o piedra ya que por su peso tienen mucha estabilidad ante un golpe de viento y aseguran una mejor solidez a las plantas grandes.

Este tipo de macetas no tienen que alojar directamente el cepellón, sino actuar de porta-macetas, es decir, alojar la maceta que porta la planta.

Cada cierto tiempo, alrededor de un año o dos, es recomendable cambiar la maceta y examinar sus raíces, ya que cuando la planta lleva tanto tiempo creciendo en una misma maceta ésta resulta pequeña para su crecimiento y el de su sistema radicular. Por esto, cuando las raíces llegan al fondo de la maceta y no pueden seguir creciendo más hacia abajo, hacen un giro hacia arriba y comienzan a crecer alrededor de la tierra de forma circular.

Además, en muchas ocasiones se puede ver las raíces saliendo por los agujeros de drenaje que tienen las macetas, esta es una señal inequívoca de que la maceta se le ha quedado pequeña al ejemplar.

Esto nos indica que en esa maceta hay más raíces que tierra, siendo ésta la razón por la cual no se retiene la humedad necesaria que la planta necesita entre un riego y otro.

Es muy importante que el exceso de agua salga de la zona de las raíces de la planta, o ésta literalmente se ahogará y las raíces morirán por falta de oxígeno.

Para que el sobrante del riego no moje ni estropee la superficie en la cual descansa la maceta, es esencial disponer de un platillo que recoja el exceso de líquido.
Otro elemento a tener en cuenta son los colores de los contenedores, ya que los coloridos intensos pueden distraer la atención y dejar en un segundo plano los ejemplares de hojas pequeñas, así que es mejor optar por los colores discretos, a menos que la planta sea lo suficientemente grande o modesta para poder competir con el colorido de la maceta.







1 comentario:

Anónimo dijo...

Buenas tardes, hemos encontrado su Web en Google y nos gustaría proponerles un intercambio de enlace (Texto). Nos beneficiaría a ambos, mejorando nuestra posición en todos los motores de búsqueda.
Aprovechamos para ofrecerle nuestros servicios como estudio creativo (diseño web, gráfico, impresión y vídeo).
Agradecemos su tiempo y disculpen las molestias.

Miguel Ángel R.C.
Responsable de marketing.
info@websmultimedia.com
Websmultimedia.com



© 2013  plantasyflores@hotmail.es /  PageRank4  Perfil del autor  /  AVISO LEGAL  /  Enlaces  /  Contacto





                                 
Blog Widget by LinkWithin