--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Aeschynanthus 'Rasta'

Nombre común: Aeschinantus- Esquinanto - Planta barra de labios

Todas las especies de Aeschynanthus, tienen su hábitat natural en las selvas de Tailandia y Malasia donde crecen en la mayoría de los casos como epífitas.

Pertenecen a la familia de las Gesneriaceae.

El curioso nombre de esta planta procede del parecido con la melena de los rastafaris.

Lo excepcional de este género de plantas es que funcionan perfectamente como plantas de interior.

Son muy decorativas gracias al diseño de sus tallos cayendo en cascada cuando se instalan sobre un estante, un taburete alto o en macetas colgantes.

Este flamante híbrido produce numerosos tallos largos y nervudos, con unas peculiares hojas carnosas, lanceoladas, curvadas hacia fuera formando un rizo, cubiertas de diminutos pelillos y de color verde oscuro brillante.

Son plantas que les gusta las temperaturas cálidas durante todo el año y no toleran las heladas.

Necesitan en todo momento de una luz intensa, se las puede exponer a sol siempre y cuando sea por periodos cortos y no sea demasiado tórrido.

Hay que alimentarlas con un fertilizante líquido débil cada dos o tres semanas.

Es muy beneficioso cortar la punta de los tallos cuando hayan crecido de una forma desordenada o resulten demasiado largos y sin apenas hojas, esto hará que el crecimiento sea mucho más compacto y produzcan más flores.

Las flores aparecen en verano, son tubulares de color rojo intenso y surgen en racimos.

Cada flor emerge del interior de un cáliz de color burdeos que al abrirse muestra un largo pistilo rodeado de cuatro estambres.

Con los riegos hay que tener una especial precaución, éstos no deben ser excesivos y hay que esperar a que el sustrato se seque ligeramente antes de regar de nuevo.

Al inicio o mediados de otoño (según el clima de la zona) se debe rebajar gradualmente la cantidad de agua de riego, hasta mantenerla sólo ligeramente húmeda a lo largo de todo el invierno.

En periodos de calor agradece un rociado uniforme de agua ligeramente tibia sobre el follaje.

Como para todas las epífitas, el sustrato debe ser muy poroso de manera que nunca se estanque el agua.

Los tiestos es bueno que no sean demasiado grandes, dejando que las raíces estén un poco comprimidas antes de renovar el contenedor.

Para quienes posean cierta destreza y les guste la originalidad pueden llevar a cabo una llamativa composición haciendo un arreglo sobre un tronco de figura interesante, con la ayuda de musgo y un cordel fino que recoja las raíces y asegure la planta a la pieza.

Las Aeschynanthus son sensibles al ataque de pulgones, araña roja y a la cochinilla algodonosa, por lo que es bueno inspeccionar los ejemplares de tanto en tanto.

Al finalizar la floración se puede podar la tercera parte de la longitud de los tallos que se pueden utilizar para producir nuevas plantas.

La propagación se lleva a cabo mediante esquejes tomados de los extremos de los tallos, se plantan en una mezcla arenosa y con una temperatura cálida.

Esta operación puede realizar en cualquier época del año, pero es mejor esperar a que se haya iniciado su periodo vegetativo.

Aeschynanthus lobbianus

Aeschynanthus speciosus

No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin