--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Soportes para plantas

Soportes para un crecimiento guiado

Muchas de las plantas de interior o de exterior se mantienen erguidas por sí mismas, sin necesidad de ayuda por medio de soportes, pero algunas como las trepadoras o las de tallos largos y demasiado finos, si no se les proporciona, es muy probable que crezcan torcidas o de forma desgarbada.
Las guías y tutores les ayudan a ordenar su porte, incluso en algunos ejemplares les beneficia mejorando su floración, como en el caso del Stephanotis o la Hoya que producen más flores y de mejor calidad si sus tallos se guían alrededor de un arco rígido en lugar de un soporte alargado.
En los centros especializados podemos encontrar los diferentes modelos de guías o entramados de plástico, caña, metálica, etc. para acomodar y sujetar nuestras propias plantas trepadoras, de este modo estarán más vistosas y mucho más decorativas.





En arco
Se puede utilizar tanto un arco de alambre como de bambú. Éstos constituyen un excelente soporte para plantas trepadoras de flores, como la Hoya, el Jazmín o el Stephanotis.
Se ha comprobado que la producción de flores de todas estas plantas es mucho mayor si los tallos crecen en forma circular que si lo hacen verticalmente.
De igual forma, el arco sirve para algunos tipos de especies como las Buganvillas, porque mantiene su crecimiento compacto y controlado, de forma que pueden ser cultivarlas en balcones o terrazas pequeñas sin que las plantas ocupen demasiado espacio.
Son muy fáciles de hacer: las varas de bambú hay que humedecerlas durante unos minutos y se podrán arquear fácilmente con sólo un poco de cuidado, en el caso del arco de alambre es sólo cuestión de doblarlo en forma de U e introducir los dos extremos hasta el fondo de la maceta de manera que el soporte quede bien fijado.




Tutor de musgo
Este tipo de tutor es de los más comunes y se usa para los ejemplares trepadores. Es adecuado para las platas que desarrollan raíces aéreas desde los tallos, como la Monstera o el Pothos.
Hay que guiar las raíces hacia el tutor, si el musgo se mantiene húmedo las raíces penetran en él.
Este tutor retiene humedad y mantiene la planta fresca y humedece el entorno.
Lo ideal es insertar el tutor de musgo cuando la planta aún es pequeña, teniendo en cuenta la altura que alcanzará la planta más adelante, ya que resultará muy difícil reemplazarlo cuando las raíces se hayan aferrado con fuerza al musgo.



De espaldera
Estos entramados se pueden encontrar en diferentes materiales como el plástico, madera o bambú.
Es apropiado para plantas trepadoras con delgados y largos tallos como el Cissus, Plumbago o la Dipladenia. Conforme el ejemplar va creciendo los tallos se van enredando y sujetando ellos mismos a la guía, de todas formas para que queden mejor sujetos a la espaldera conviene ir atando los tallos con hilo de jardinería, alambre fino o abrazaderas.
Es conveniente colocar las espalderas mientras las plantas son aún pequeñas y manejables, procurando no dañar las raíces al introducir los extremos que van hundidos en la tierra.




Tutor de caña
Estos soportes son delgados pero fuertes, se utilizan para plantas de tallo único como pequeños ficus, o bien en plantas de tallos muy finos que no pueden mantenerse por ellos mismos derechos.
Son muy útiles para atar los largos y flexibles tallos que no soportan su peso y que de no sujetarles a estas varas caerían desparramados.
Sobre todo son utilizados para mantener erguidas las flores de las Orquídeas. Hay que unir el tallo al tutor por medio de abrazaderas de plástico o alambre fino usado en jardinería.
Se pueden encontrar tutores de caña con diferentes tamaños de largo y grosor dependiendo del tipo de planta que se trate.



Entramado de aros
Esta es una estructura realmente muy práctica que se utiliza actualmente en viveros y centros de jardinería para las plantas de crecimiento denso y rápido.

Se encarga de que la mata permanezca muy compacta manteniendo los tallos erguidos y evitando que los tallos tiernos puedan arquearse y quebrarse por su propio peso.
Los aros son generalmente de plástico con diferentes tamaños en altura y de circunferencia.
Este entramado va sujeto por anclajes que se fian en el borde de la maceta, con lo que resulta fácil retirarlos cuando se requiera.









No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin