--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Clerodendrum thomsoniae

Nombre común: Clerodendro - Clerodendron

Se trata de un vigoroso arbusto trepador con una admirable apariencia ornamental.

Posee unos largos tallos volubles que en su hábitat natural pueden alcanzar hasta los 4 m de altura, pero fuera de su medio suele presentar un tamaño más comedido.

Esta llamativa planta de la familia de las Verbenaceae, es originaria de diversas regiones tropicales de África.

Las hojas nacen opuestas, son grandes y brillantes , ovaladas, de color verde claro cuando surgen, después se van tornando mucho más oscuras y con unas nerviaciones muy pronunciadas .

Los tallos son incapaces de sostenerse por sí mismos, por lo que requieren que se fijen a unos soportes conforme van creciendo.

Produce en verano bellas flores que aparecen en densos racimos de hasta 20 unidades. La floración es bicolor, por un lado lo compone el rojo brillante de las acampanadas flores y por otro, los sépalos blancos que rodean a éstas.

Las flores además de ser muy bellas, ofrecen un interesante contraste con el verde oscuro del follaje.

Requiere de emplazamientos abrigados del fuerte viento y del frío, lo ideal es colocarla delante de un muro o pared que le haga de defensa.

Le gusta los lugares cálidos y muy luminosos, aunque no le conviene los lugares demasiado soleados que puede deteriorar toda la planta.

Se desarrolla bien en situaciones de interior, siempre que se le aporte la mayor claridad posible y que el lugar esté bien ventilado.

En cuanto a la humedad ambiental debe ser elevada, manteniendo bien regado el sustrato de primavera a otoño, y bastante menos en invierno, lo suficiente para evitar que se seque.

En verano, un rociado de agua de manera cotidiana sobre el follaje le será beneficioso.

Nunca se debe dejar estancar agua en el fondo de la maceta, por lo que es importante que ésta disponga de un buen drenaje.

En el periodo de reposo vegetativo o con temperaturas demasiado frías el Clerodendrum puede perder casi toda o toda la parte aérea, pero rebrotará de nuevo en primavera.

Es aconsejable podar las plantas adultas eliminando las ramas dañadas y cortando las que tengan cierto tiempo hasta dos tercios de su tamaño.

En las plantas aun pequeñas también se le puede realizar una poda ligera para mantener su forma compacta.

La propagación se efectúa a través de semillas, o bien por esquejes de unos 10 ó 15 cm de longitud tomados de la punta de los tallos.

Se puede facilitar el enraizado si se unta el extremo cortado en hormonas de enraizar (en polvos o gel) antes de introducirlos en una mezcla de turba y arena, hay que mantenerlos a una temperatura cálida hasta que enraícen.

Tardarán de cuatro a seis semanas en producir raíces, en cuanto tengan un tamaño que permita su manipulación se pasan a una maceta.



Clerodendrum x speciosum ➤      Clerodendrum schweinfurthii ➤

Clerodendrum myricoides ➤      Clerodendrum bungei ➤



Blog Widget by LinkWithin