--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Ficus umbellata


Nombre común: Ficus - Higuera

Este género popularmente conocido como higueras, aporta a la jardinería un enorme número de especies de follaje muy atractivo, con una variada selección de arbustos, árboles y plantas trepadoras.

En general, casi todas las especies de naturaleza arborescente pueden cultivarse en interior durante su etapa joven, luego, cuando adquieren un tamaño desmedido se deben llevar al exterior.

Proceden de diversas partes del mundo: continente americano, regiones tropicales, sur de África, Asia y algunas islas del Pacífico. Pertenecen a la familia de las Moraceae.

Este llamativo árbol posee unas hojas de gran tamaño y forma acorazonada, ligeras, nervios bien marcados, los bordes ondulados y color verde intenso y lustroso.

El follaje de esta especie es tremendamente ornamental y es lo que la hace perfecta para el interior de viviendas. Para mantener el brillo del follaje es conveniente pasar una esponja o trapo limpio de vez en cuando sobre la superficie de las hojas.

Necesita una ubicación lo más luminosa posible, incluso mejor si goza de algún rato de sol.

Agradece un rociado diario de agua sobre las hojas durante el verano, esto le aporta la humedad que evita que las puntas de las hojas se sequen.

Los frutos conocidos como higos tan típicos del género es bastante difícil que los produzca en interior o cuando el ejemplar es demasiado joven.

Es una planta sensible a los cambios de ubicación, a las corrientes de aire, los ambientes cargados, secos, excesivamente calurosos y sobre todo al frío intenso.

Los riegos del sustrato en periodos de calor deben mantenerlo sólo ligeramente húmedo, los encharcamientos acaban pudriendo las raíces, en invierno regar de manera espaciada y cuidando las cantidades de agua.

Un riego o ubicación inadecuado hará que la planta pierda parte de sus hojas.

Con el tiempo forma un tronco robusto, pero hasta que adquiera cierta fuerza se le puede ayudar con unas cañas a modo de apoyo.

Las raíces tienen un crecimiento vigoroso por lo que requieren de un contenedor grande, que se puede cambiar cada dos años a un contenedor mayor hasta dejar la planta en el tiesto definitivo o emplazarla sobre un terreno ajardinado.

Las plantas cultivadas en contenedores conservan un tamaño moderado, pero en suelo aumentará considerablemente su envergadura.

Es propio de este género que exuden un líquido lechoso cuando se corta una hoja o tallo, este látex es tóxico, por eso hay que manipular la planta con precaución.

Durante la primavera se puede propagar cortando esquejes de hojas, con un pequeño trocito de tallo unido.

Se dejan durante toda la noche al aire libre para que se seque la superficie cortada y se insertan en un compuesto de turba y arena a partes iguales.

Tardarán unos dos meses en emitir raíces.



Otros Ficus


No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin