--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Cada una en su sitio


Plantas de interior y la mejor ubicación


A la hora que nos decidamos comprar una planta, debemos pensar cual será el lugar donde queremos exhibirla dentro de nuestro hogar.

Puede que de nada nos sirva la inversión económica destinada a un ejemplar exuberante, si nuestra casa no reúne las condiciones apropiadas que necesitará para vivir dicho ejemplar.

Si bien no hay un lugar ideal para cada planta, debemos ser capaces de encontrarles el mejor lugar si queremos que vivan mucho tiempo con nosotros.

Tan importante como encontrarlo es saber cambiarlas de ubicación a tiempo cuando se modifican las condiciones de luz y temperatura.

La variedad de plantas que podemos cultivar en el interior de nuestra casa es enorme, tanto, que podríamos decir que existen ejemplares capaces de adaptarse casi a cualquier lugar.

Pero no debemos equivocarnos, ninguna planta soportará una zona de penumbra severa, en estos casos tendremos que optar por otras alternativas como pueden ser las plantas artificiales u otro tipo de decoración.

Si colocamos un planta en un rincón muy sombrío y aunque se trate de una especie resistente dejará de crecer, pero en el caso de que nazca alguna hoja, ésta será débil y pequeña.

La gran mayoría de plantas de interior necesitan una buena dosis de luz, aunque algunas prosperen en habitaciones más oscuras de lo que cabría de esperar. Una correcta iluminación y un aire que se renueve a menudo es garantía de éxito.

Muchas plantas se pueden cultivar precisamente en interior porque están encerradas entre cuatro paredes, lo que les proporciona unas temperaturas cálidas y estables a lo largo de todo el año.

Como vemos, no se puede generalizar, así que debemos encontrar el lugar más adecuado para cada ejemplar.

Uno de los puntos de partida para comenzar es la orientación de la vivienda, esto, determina la temperatura y las horas de luz que recibirán las plantas. Así, las casas orientadas al sur reciben el máximo luz pero también pueden resultar muy calurosas en verano.

Otro punto es el tamaño de la planta, un ejemplar de grandes dimensiones pero situada en un rincón reducido, no dejará ver toda su belleza, además el roce con las paredes terminará dañando las hojas.

Las plantas de flor necesitan más claridad que las plantas de hoja. Si las utilizamos como centro decorativo de mesa, los cambios de lugar continuados precipitan la caída de las flores y acorta su duración.

Todas las plantas de interior agradecerán que las saquemos al exterior en primavera, siempre que la terraza o patio tenga algún tipo de protección y no reciban el sol directo ni fuertes rachas de viento.

Si el lugar no tiene protección, podemos crearla nosotros mismos colocando los ejemplares más altos y resistentes cubriendo las plantas más delicadas.

Las especies que requieran una mayor cantidad de luz se deben situar lo más cerca posible de las ventanas (sin sol), donde recibirán la máxima iluminación, los rincones más alejados serán para las plantas más resistentes a la penumbra.

Los ejemplares de hojas variegadas perderán en parte o en su totalidad las coloraciones claras si no reciben la suficiente luminosidad.

Las plantas de flor de temporada pueden adornar cualquier zona que deseemos de la casa, aunque acortemos un poco su periodo natural de vida, tras el cual de todas formas hay que deshacerse de ella.

Indiscutiblemente merece la pena disfrutar durante ese tiempo de la belleza y color que nos ofrece.






2 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin