--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Rejuvenecer las plantas de interior


Indicaciones sobre el cuidado de las plantas

Aunque es natural que las plantas de interior vayan envejeciendo, retrasarán ese momento si les proporcionamos unas condiciones óptimas, y se irán marchitando después de habernos ofrecido un generoso periodo de belleza.

Durante el invierno, la gran mayoría de plantas permanecen en una situación de descanso, situación en la que disminuye la cantidad de luz, que junto a las temperaturas disponen a cada ejemplar a que se concentre en recuperar fuerzas de cara a la nueva temporada.

Al finalizar el invierno y con la llegada de la primavera es un buen momento para someterlas a una cura de rejuvenecimiento, ya que con la llegada del buen tiempo activan su crecimiento y es conveniente que estén lo mas saneadas posible.

Los ejemplares de hoja pequeña que lo requieran se les debe practicar una poda suave sobre los tallos que sobresalgan en exceso de la mata, para mantener una forma proporcionada y compacta.

Las plantas débiles crecen de forma deficiente y son más vulnerables al ataque de plagas, por lo que necesitan podas más severas, al aligerarlas de material aprovecharán mejor el agua y abono para rebrotar con más fuerza.

No siempre es suficiente con sanear las plantas por fuera, sino que requieren una renovación del sustrato y una limpieza de raíces, para ello hay que sacar la planta de la maceta y retirar los restos de tierra que envuelven las raíces hasta dejarlas limpias, con cuidado de no dañarlas.

Hay que limpiar la maceta o utilizar una nueva y mejorar el drenaje con una capa de piedrecillas o de arcilla expandida y rellenar con un sustrato nuevo.

Hay que descargarlas por supuesto de cualquier parte marchita, seca o mustia que encontremos, les resta mucha energía y es un foco de enfermedades para ellas.

Las hojas dañadas que afean el ejemplar es preciso eliminarlas.

En el caso de las hojas grandes con los bordes secos, lo mejor es recortar la zona por la parte seca y no por la parte verde y sana de la hoja.
En cuanto comiencen los días más cálidos será el momento de trasplantar los ejemplares que hayan llenado de raíces la maceta a una más grande.

Las plantas de hoja grande agradecerán una limpieza con un trapo húmedo, así la planta respira mejor y absorbe el agua y la luz que necesita; a las plantas de hoja pequeña una ducha les puede hacer maravillas.

Es conveniente recordar que no hay que mojar las hojas que posean pelillos o pelusilla.

Es necesario ir girando los tiestos un poco cada semana, para evitar que las plantas crezcan únicamente hacia el lugar de donde reciben la luz y que acaban por deformarlas, a esto se le llama fototropismo.

Aún no será necesario abonarlas, hay que dejar que comiencen su desarrollo normal para abonarlas de manera regular.







4 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin