--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Consejos para comprar plantas


Recomendaciones básicas


Todas las estaciones del año tienen algún tipo de variedad de plantas propias de esa época, principalmente las plantas de flor, ya que las plantas interior que se cultivan por sus hojas no resulta demasiado difícil encontrarlas en cualquier mes del año.



Otras muchas, las podemos encontrar en flor en los centros especializados durante una buena cantidad de meses, sea o no su periodo natural de floración, mediante el adelanto o retraso de su cultivo.

Este fantástico periodo otoñal es perfecto para ir a dar un paseo al centro de jardinería o vivero más cercano a nuestra ciudad para hacernos con unas cuantas plantas que alegrarán nuestra casa y a nosotros.

Siempre es conveniente seguir una serie de recomendaciones a la hora de elegir un nuevo ejemplar; siguiendo estas pautas no fallaremos.


Es mejor comprarlas en un centro especializado que cuentan con personal que te puede aconsejar sobre los cuidados que requiere el ejemplar y además, tendrás la seguridad de que te llevas una planta en perfecto estado.
Antes de comprar tu nueva planta debes considerar en que lugar de tu casa la vas a ubicar y, si la ubicación cuenta con las necesidades particulares para esa variedad: luz, temperatura, humedad, etc..
Si no lo conoces infórmate del nombre de la planta que vas a comprar, sin duda, en el centro que la compres te lo dirán, eso te puede ayudar para buscar información sobre sus cuidados.
El momento de comprar tus plantas también es importante, evita hacerlo cuando haga demasiado frío o calor, el contraste de temperatura entre en centro y tu casa hace que sufran más.
Para ahorrar es mejor que compres plantas de temporada, estarán a un mejor precio y será garantía de que arraiguen mejor.
Rechaza siempre las plantas con flores marchitas o con las hojas o tallos estropeados.
Las plantas deben estar cubiertas de hojas de forma compacta. No compres ejemplares con tallos largos y desnudos, o que las hojas cubran el tallo de manera desigual.

El sustrato ha de estar húmedo y limpio, sin manchas blanquecinas o con moho en la superficie: eso significa que ha sido regada en exceso.
Mira bien debajo de las hojas y tallos para detectar la posibilidad de presencia de plagas o insectos.
Las plantas en flor siempre deben tener muchos capullos todavía por abrirse, si la compras con todos los capullos floridos estará muy hermosa pero, te durará mucho menos.

En maceta es la forma más común de comprar las plantas, aunque se puede hacer en cepellón o con la raíz desnuda, como sucede con los rosales o frutales, de esta forma resultan algo más baratas. Con las plantas de interior no sucede eso, siempre han de ir enmacetadas.
Compra los ejemplares de flor de temporada cuando estén en sus primeras fases de desarrollo. Estas plantas crecen con mucha rapidez, así tendrán más tiempo para aclimatarse y pueden mejorar futuras floraciones.
Los nuevos ejemplares necesitan un tiempo para adaptarse; al principio es preferible que los dejes en un lugar fresco. Es normal si pierden algunas hojas, pero si has elegido bien el lugar donde disponerlas se recuperarán en poco tiempo.
Las plantas recién compradas no requieren ser abonadas hasta que hayan pasado al menos cinco o seis semanas. Las plantas anuales no necesitarán abono si se van a descartar al final de su floración.
Es importante comprobar que el cepellón (conjunto de tierra y raíces) sale sin dificultad de su recipiente y que su aspecto es compacto y sin agujeros (muchos insectos los producen). Las raíces deben tener un apariencia saludable.
Para transportar las plantas recién adquiridas desde el centro de jardinería a tu casa, es preferible que las lleves dentro de una caja de cartón y sin tapar; de esta manera tendrán menos roces e irán protegidas del exceso de frío o calor.


Cestas colgantes     Tiempo de abonar    Plantas muy delicadas




9 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin