Hoya carnosa 'Compacta'

Nombre común: Flor de cera - Flor de porcelana

Las plantas del género Hoya con más de 250 especies son originarias de las zonas tropicales de Asia oriental y Australia.
Esta trepadora de hojas perennes lucirá soberbia en una cesta o maceta colgante dejando caer sus ramilletes de flores de forma natural.

Las ramillas de la Hoya también pueden disponerse para que trepen, en cuyo caso habrá que cultivarla sujeta a un tutor o disponerla sobre un pequeño entramado.

Se acomoda perfectamente a las condiciones de interior siempre que se la sitúe cerca de una ventana para que reciba una buena cantidad de luz y disfrute de aire fresco.

Si no se le proporciona una suficiente dosis de luminosidad no producirá flores. Unas horas de sol al inicio de la mañana le serán muy beneficioso, evitando a toda costa las horas centrales del día.

En regiones de clima moderado se puede mantener todo el año en el exterior.
La Hoya destaca por su longevidad; cultivada en interior puede llegar a vivir numerosos años. Las lustrosas hojas son gruesas y carnosas de reducido peciolo, pueden ser de color verde muy oscuro con el envés más claro, además de las variedades que tienen las hojas bordeadas en tonalidades cremoso amarillento.

Las flores emergen en verano y nacen agrupadas en grandes racimos o umbelas colgantes, tienen un aspecto ceroso con forma
de pequeña estrella, de color blanco o rosa pálido, con el centro rojo.

Desprenden una fuerte fragancia dulzona, en especial por la tarde y noche. Ocasionalmente si el tiempo es caluroso segregan un néctar dulzón semejante a la miel.

A partir de que se formen los primeros brotes de las flores, la planta no debe cambiarse de lugar; no responde bien a los cambios de emplazamiento, suele reaccionar perdiendo los brotes y las flores. Tampoco soporta bien la sequedad ambiental, las corrientes de aire y las oscilaciones bruscas de temperatura.

Desde la época primaveral hasta el otoño hay que mantener la tierra húmeda con riegos regulares, limitándolos a partir de noviembre, regando tan sólo para evitar que la tierra se seque por completo.

Las Hoyas tienen la capacida de almacenar agua en sus carnosas hojas, por lo que toleran sin demasiada dificultad periodos cortos de sequía.

En la etapa de crecimiento activo y floración hay que abonarla con cierta moderación, será suficiente hacerlo cada tres semanas con una solución de abono líquido con alto contenido en potasio.
La falta de alimento, el riego excesivo o regarla con agua dura volverán las hojas amarillas.

No requiere que se cambie de maceta cada año, sólo se debe hacer cuando sea absolutamente necesario, la Hoya prefiere tener las raíces algo comprimidas ya que le beneficia a su floración.


La reproducción se realiza de modo sencillo por medio de esquejes provistos de un par de hojas de unos 7´5 cm de largo, en una mezcla a partes iguales de turba y arena, cubiertos por un plástico.


Si se utiliza hormonas de enraizar se incrementa la rapidez y facilidad para que arraiguen los esquejes.



Hoya linearis ►    Hoya calicina 'Stargazer' ►    Hoya lanceolata ►   

17 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin