Fichas de plantas (no cactus)
               


24.11.14

Dionaea muscipula


Nombre botánico: Dionaea muscipula

Otros nombres: Venus atrapamoscas - Diana atrapamoscas

Nombre común: Atrapamoscas - Atrapa moscas

Familia: Es de las plantas carnívoras más conocidas y que mejor prosperan en situaciones de interior. El género lo forma una sola especie y está integrado en la familia de las Droseraceae.

Origen: Sur de Estados Unidos.

Cualidad: Es una pequeña planta tremendamente interesante que no resulta nada difícil de cultivar. La Atrapamoscas es además poco exigente.

Condición: Perenne

Descripción: Forma una roseta de hojas a nivel del suelo, con un peciolo ancho y plano, con dos limbos gruesos y carnosos a modo de mandíbulas, provistos de largas pestañas. La mata no supera los 20 cm de diámetro.

Disponer: Lo ideal es establecerla en el exterior durante todo el año, siempre y cuando las temperaturas lo permitan.

Flor: Sólo en un ambiente propicio, la planta produce unas espigas de flores blancas que sobresalen del follaje. La planta puede debilitarse como consecuencia del florecimiento.

Situación: Requiere de una buena iluminación. La luz intensa realza la coloración rojiza de las hojas, sin ella se decoloran. No hay que exponerla al sol directo que puede quemarla.

Singularidad: En su cultivo lo primordial es cumplir con el requerimiento tan elevado de humedad que necesita.

Riego: Hay que regarla con mucha frecuencia, aunque sin excesos. El sustrato hay que mantenerlo siempre muy húmedo, además de vaporizar el follaje para evitar la evaporización.

Plagas: Es frecuente que padezca el ataque de hongos y al pudrición del cuello, también es sensible a los pulgones.

Cuidados especiales: So pena que dentro de una vivienda se acondicione el espacio que va a ocupar, no vivirá mucho tiempo en interior.

Error: Resulta curioso ver como al mínimo contacto con la parte interna de las hojas, éstas se cierran. Es un gran error y perjudicial para la planta jugar con las trampas, eso le produce un estrés poco saludable y agotador.

Abonado: No necesita abono, ocasionalmente hay que alimentarla con moscas vivas o en su defecto con pequeñísimos trozos de carne cruda.

Poda: No la necesita, pero es conveniente retirar las hojas amarillas y secas que favorecen la aparición de enfermedades.

Curiosidades: La planta atrae a los insectos exhibiendo su llamativo color rojizo.
Cuando una mosca se posa sobre la planta, toma contacto con los finísimos pelillos sensitivos de su interior, provocando el cierre de la mandíbula que actúa como una trampa. Luego, la planta segrega ciertas sustancias que permiten la digestión del insecto.

Nota: Durante el periodo invernal sufre un parón productivo. A causa del frío puede llegar a perder toda su parte aérea, con el nuevo ciclo vital se reiterará la aparición de los flamantes brotes.

Reproducción: La multiplicación mediante la división de la planta es la más sencilla pero efectiva.
No se necesita tener grandes conocimientos para realizarla, bastará que tras realizar la operación se plante cada fragmento individualmente y se mantenga en un entorno lo más húmedo posible.
La propagación a través de semillas es igualmente posible, pero llegar a la madurez le llevará varios años.