--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Coleonema pulchellum

Sinonimia: Coleonema pulchrum

Nombre común: Arbusto confeti - Coleonema - Rosa del Cielo

Este es un arbusto de porte bajo o enano, cuyas ramas erectas se abren conformando un montículo redondeado y abierto de un característico color verde amarillento.

Posee un aspecto afín a los brezos por la semejanza de sus finos tallos, angostas hojas y la disposición que guardan éstas en los tallos, además de la exuberante floración de la que disfrutan ambos grupos.

Aunque en honor a la verdad, la autentica analogía se establece con la Diosma ericoides, una y otra especie de diferentes familias son en ocasiones confundidas debido a que sus floraciones guardan un enorme parecido.

En el jardín se la puede acomodar para formar setos o fronteras, además de agrupamientos formados con otras plantas de características similares.

Las rocallas y los contendores son otra vía para que prospere sin problema, pero siempre que se respete su necesidad de sol.

Su notable rusticidad le permite vivir a pleno sol incluso en regiones de veranos tórridos y en terrenos poco fértiles.

El follaje tiene una propiedad perenne y goza de un agradable perfume sobre todo cuando se aplasta. Este género pertenece a la familia de las Rutaceae y es oriundo de Sudáfrica.

La floración comienza a asomar antes de que acabe el invierno y continua haciéndolo a lo largo de la primavera, presentando una considerable cantidad de pequeñas flores de color rosa.

Hasta que el suelo no se vea seco no conviene regarla, de hecho es preferible que los riegos no sean copiosos y no se encuentren demasiado cercanos entre uno y el siguiente.

Crece de manera comedida por lo que no requiere podas anuales fuertes (tampoco a la planta le gusta los recortes severos), en todo caso es preferible cortar unos cuantos centímetros en los tallos emitidos ese mismo año.

Las plantas viejas aceptan mejor las podas más profundas.

Resulta una planta de especial utilidad para los entusiastas de los bonsáis, ya que responde muy bien a todos los requisitos relacionados con esta actividad.

Se distingue por su solidez para afrontar etapas de viento desmedido, asimismo soporta bien las heladas pasajeras y la frialdad propia del invierno pero sin temperaturas demasiado bajas.

No precisa que se le abone con demasiada regularidad, pequeñas cantidades de vez en cuando durante su periodo activo será suficiente.

Las hojas demasiado amarillas puede ser un síntoma de que la planta necesite un aporte de hierro

Se propaga a través de esquejes tomados en invierno o primavera, empleando en el corte hormonas para facilitar el enrraizado.

También es factible reproducirla por semillas que se siembran en una mezcla arenosa y cubiertas con una fina capa, luego se disponen en un ambiente cálido y con buena luz.

La germinación se dilatará entre un mes o dos.




2 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin