--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Phormium tenax


Nombre botánico: Phormium tenax

Otros nombres: Chlamydia tenacissima - Phormium ramosum -

Nombre común: Lino de Nueva Zelanda - Cáñamo de Nueva Zelanda - Formio

Familia: Xanthorrhoeaceae. El género Phormium es conocido por la longevidad de sus miembros.

Origen: Es oriunda de Nueva Zelanda.

Cualidad: Posee un porte elegante que resulta idónea para configuraciones en grandes parterres acotados, bien sea sola o formando conjunto con otras plantas de análogas necesidades.

Condición: Perenne

Descripción: Es una planta que goza de cierta rusticidad y de la que se puede obtener un resultado muy decorativo.
Se trata de una herbácea de largas hojas levemente arqueadas que pueden alcanzar más de un metro y medio de altura.
Las hojas estrechas y aplanadas nacen en roseta formando grandes matas vistosas.
Las hojas jóvenes son de un colorido más intenso, mientras que los de las antiguas son de tonalidad más apagada.

Disponer: Es preferible cultivarla en suelo dado que adquiere un buen tamaño, pero no existe ningún inconveniente para asentarla en una maceta, al menos mientras es joven.

Periodo de floración: Al principio de la primavera.

Flor: Los largos brotes florales se alzan muy por encima del follaje. Son varas gruesas y fuertes que muestran hacia su extremo panículas de flores de color granate con largos filamentos del mismo color.

Situación: Siempre en situaciones de pleno sol, en caso contrario es difícil que la floración aparezca.

Singularidad: Goza de una magnífica resistencia al sol intenso, a la falta de agua, al frío y a los ambientes salinos.

Riego: Las plantas bien establecidas poseen una capacidad particular para soportar dilatados periodos de sequía sin que lleguen a resentirse. No obstante, agradece los riegos profundos y regulares, sobre todo en época estival.

Apunte: Admite todo tipo de suelo siempre que esté bien drenado y sea moderadamente fértil. En su lugar de origen prospera en ambientes dispares, razón por la que se acomoda bien a la naturaleza de cualquier jardín.

Plagas: En realidad ninguna en particular supone un problema serio en su desarrollo.

Abonado: Un suelo bien abonado producirá atractivas plantas de hojas saludables y de vistoso colorido. Al iniciarse la temporada se debe añadir al suelo un fertilizante equilibrado y de calidad.

Frutos: Tras la floración aparecen unas vainas rizadas con las semillas en su interior.

Poda: No requiere ningún tipo de poda, en todo caso eliminar las hojas secas o con falta de atractivo cortando desde la base de las mismas.

Curiosidades: Tradicionalmente los Maoríes han utilizado esta planta para elaborar tejidos y otros elementos de uso cotidiano.

Reproducción: División de mata y a través de semillas.



1 comentario:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin