--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Scabiosa caucasica

Nombre común: Escabiosa - Alfiletero


Scabiosa es un género extenso de plantas anuales y vivaces originarias de las regiones mediterráneas. Pertenece a la familia de las Dipsacaceae.

De todo el grupo la S caucasica destaca como la más cultivada en los jardines y como su nombre indica procede de las regiones caucásicas.

Esta es una planta que pese a su naturaleza perenne es costumbre tratarla como anual, logra unos 40 cm de altura o algo más.

La planta tiene una medida propia para poder desarrollarse en macetas o jardineras, además de ser excelente para arriates. Las flores son empleadas también para el corte.

Las matas forman pequeños montículos que florecen durante todo el verano de manera ininterrumpida, incluso en ocasiones hasta bien comenzada la estación otoñal.

Estas plantas resultan muy atractivas para los insectos como las mariposas y las abejas. Las matas de la S. caucasica son de pequeña envergadura sin embargo origina grandes flores de elegante belleza.

Surgen solitarias sobre largos tallos erguidos, delgados y desnudos de follaje en su parte alta, por lo general las flores son de color azulado, blanco o malva.

Hoy en día se obtiene flores en una gran selección de variedades de ricos colores, principalmente en una espléndida gama de tonos azules.

El sustrato hay que regarlo con mesura ya que la planta no tolera los suelo empapados.

Necesita de una orientación abierta, soleada y con un suelo bien drenado que no acumule el agua sobrante del riego. Además debe de ser de buena calidad para que produzca ejemplares sanos y vigorosos.

Cuando las matas muestren alguna flor ajada es conveniente eliminarla, este procedimiento las anima a que formen nuevos brotes.

Entre la primavera y verano se abona utilizando un fertilizante añadido al agua del riego cada 15-20 días, también se puede usar un abono granular de liberación lenta que se esparce alrededor de la planta al inicio de temporada.

En regiones de inviernos moderados, se puede mantener la mata en su lugar si se le proporciona algún tipo de cobijo cuando sobrevenga algún día demasiado frío o haya peligro de heladas.

A la hora de multiplicarla se puede realizar por diversos medios, bien sea dividiendo las matas que presenten un tamaño considerable, o empleando semillas al inicio de la primavera. Los montículos se pueden dividir cada dos o tres años.

Si no se tiene la intención de acopiar las semillas es esencial evitar que se formen, de esa forma la planta continuará floreciendo.

En caso que se recolecten se deben guardar en un lugar seco para utilizarlas en la siguiente temporada.

Las semillas hay que mantenerlas en un lugar cálido, luminoso y con un sustrato moderadamente húmedo. Tardan en germinar de 2 a 3 semanas y florecen en el mismo año.



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin