--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Grevillea lanigera



Nombre común: Flor Araña

Este es un arbusto enano muy ornamental, perfecto para jardines rocosos o rústicos, con suelos secos, arenosos y poco fértiles.

Procede de Australia, aunque su área de distribución se encuentra naturalizado en diversos países.

El follaje tiene un carácter perenne y pertenece a la familia de las Proteaceae.

Es poco amante de la humedad, tiene un crecimiento pausado y un porte reducido que no suele superar el medio metro de altura, lo que la hace buena para desarrollarse en maceta.

Lo más importante en su cultivo es proporcionarle una ubicación soleada o levemente sombreada. Las plantas bien asentadas son capaces de resistir periodos largos de sequía.

Los tallos surgen desde la base, son cortos pero están densamente poblados de hojas, tienen inicialmente una formación erecta que luego tiende a postrarse; por este motivo la planta adquiere más extensión a lo ancho que a lo alto.

En esta variedad el follaje se presenta claramente más pequeño que en el resto del grupo.

Las pequeñas hojas están dispuestas en espiral sobre vigorosos tallos, son estrechas, más largas que anchas, de color verde oscuro y cubiertas de finos pelillos blancos que le dan una apariencia lanosa, de ahí la denominación 'lanigera'.

Las flores aparecen enroscadas en racimos y son tremendamente originales porque al abrirse tienen un curioso parecido a una araña, también su color blanco y rosado destaca notablemente sobre el follaje

La planta cuenta con una particularidad muy significativa, se trata de su floración, aunque su periodo habitual coincide con el periodo frío del año puede florecer en todas las estaciones aunque de modo más austero.

Su principal enemigo son los suelos muy mojados, hay que regarla con moderación y cuando se perciba que el sustrato lo requiere; los encharcamientos en contenedores con mal drenaje son muy perjudiciales.

Tiene una enorme capacidad para tolerar situaciones muy calurosas en verano, y también es capaz de soportar en invierno temperaturas de hasta -5 ° C de forma prolongada.

Si lo necesita se puede recortar ligeramente la mata tras la floración. Lo más habitual es emplear semillas para su propagación, los esquejes no siempre dan buen resultado.



Blog Widget by LinkWithin