--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Dypsis lutescens


Sinonimia: Chrysalidocarpus lutescens

Nombre común: Areca - Palmera amarilla

Esta es una magnífica palmera de interior originaria de Madagascar, pertenece a la familia de las Arecaceae, anteriormente Palmaceae.

De los tallos surgen diversos peciolos largos de tonalidad amarillenta, que culminan con largas hojas divididas en múltiples foliolos estrechos.

Sus finas y delicadas hojas le aportan una apariencia muy elegante, de ahí que sea la palmera que más se utiliza en la decoración de interiores por su gran valor ornamental.

Durante su periodo joven y mientras la planta posea un tamaño manejable, será perfecta para cualquier rincón amplio de una habitación luminosa.

En casa puede permanecer durante años dado su crecimiento lento, una vez alcance un volumen desmedido será el momento de trasladarla al exterior.

En esta nueva ubicación la areca se sentirá feliz si se le ofrece un lugar sombreado durante todo el año, principalmente en verano, abrigado del fuerte viento y con un entorno húmedo.

En cuanto a la humedad es tan importante la que necesita el sustrato como la ambiental, un espacio seco contribuye a que la punta de sus estrechas hojas se sequen, restándole atractivo a todo el conjunto.

El sustrato hay que regarlo de forma que mantenga cierta humedad, pero no saturarlo. La parte aérea agradece rociados frecuentes de agua, diarios durante el verano.

No requiere de contenedores demasiado grandes, en general a las palmeras les gusta tener algo apretadas sus raíces. Por este motivo no conviene cambiar la maceta hasta que las raíces ocupen por completo el recipiente.

Para ubicarla en interior hay que buscar un lugar que esté alejado de corrientes de aire y fuera del paso constante de gente, ambas cosas la deterioran de manera indudable.

Produce largas inflorescencias muy ramificadas, pero en interior no suelen aparecer.

Se cultiva sin problemas en el exterior en regiones de clima cálido, no soporta las temperaturas bajas prolongadas.

No necesita podas, sólo eliminar las hojas secas, cortando desde lo más cerca posible al nacimiento del peciolo.

Para abonarla se emplea un abono líquido especial para palmeras, estos fertilizantes están especialmente formulados para este tipo de plantas. Usar cada 3 semanas entre la primavera y verano.

Con la edad produce menos tallos pero éstos adquieren mucha robustez y una pátina grisácea, además de anillos más marcados que semejan a la caña del bambú.

Puede propagarse mediante semillas, pero este método es complejo y lento, resulta más sencillo dividir la planta cuando tenga varios brotes nuevos algo crecidos.

Separar con cuidado los tallos con sus raíces correspondientes, plantarlos en una maceta con un buen sustrato y tratarlos como plantas asentadas.



Palmeras de interior ➤   


8 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin