--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Bryophyllum proliferum

Sinonimia: Kalanchoe prolifera

Nombre común: Calanchoe prolifera

En esta planta sorprende de forma admirable su floración, debido a que los grandes tallos florales de color rojizo sobresalen enormemente de la mata y que en ocasiones tienen una longitud mayor que la desplegada por el propio follaje.

Botánicamente se la localiza indistintamente con los nombres de Kalanchoe prolifera o Bryophyllum proliferum.

Los Kalanchoe son un género de alrededor de 125 especies compuestos por arbustos o herbáceas perennes y otras pocas que son anuales o bianuales.

No es una planta que requiera de cuidados especiales dado que goza de cierta rusticidad por la que es reconocida en jardinería y típica de la familia Crasulaceae a la que pertenece.

Este singular Kalanchoe tiene la misma procedencia que la gran mayoría de las plantas que forman el grupo, la Isla de Madagascar. Tiene las hojas carnosas y suculentas, de color verde medio que se torna algo rojizo por efectos del sol y posee una especie de recubrimiento cerífero.

Los bordes de las hojas al igual que los tallos son de color granate púrpura.

Es una planta ideal para jardines de bajo mantenimiento y puede formar un conjunto magistral reunida en conjunto a otras plantas de carácter suculento.

La ubicación perfecta se encuentra en lugares donde goce de sol varias horas al día y durante todo el año.

El tallo floral principal es robusto casi leñoso y de él surgen otros tallos a pares y opuestos que portan un numeroso grupo de flores colgantes arracimadas; éstas son globosas, de cuatro lados, semejantes a pequeños farolillos de color amarillo verdoso.

Reunidas al conjunto de flores se condensa una gran cantidad de pequeñas plántulas de las que luego surgirán las nuevas plantas.

Se puede colocar en interiores con una buena iluminación, además tolera bien los ambientes secos que produce la calefacción.

Con esta planta sucede como con el resto de kalanchoes, todas se pueden cultivar al aire libre durante todo el año, siempre y cuando los inviernos no sean demasiado rigurosos.

Los riegos deben ser regulares en verano, regando en profundidad el suelo y dejándolo secar luego ligeramente entre riego y riego, en invierno muy reducidos manteniendo la tierra casi seca.

El único problema que nos podemos encontrar en el cultivo de esta planta es que no tolera el exceso de agua que acaba rápidamente con la planta a causada por la descomposición de las raíces.

Puede propagarse a través de los estolones subterráneos. Otra fórmula biene sencilla es mediante esquejes insertados en una maceta pequeña con sustrato para cactus mezclada con arena gruesa.



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin