--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Pilea repens

Nombre común: Pilea

Pese a ser un género bastante popular no está minuciosamente estudiado. Existe una infinidad de sinónimos para cada especie cultivada, lo que en ocasiones produce cierta confusión.

Sólo unas cuantas especies de estas plantas perennes han sido desarrolladas como plantas de interior, y a la hora de cultivarlas existen unos patrones básicos que sirven para todo el grupo.

Pertenecen a la familia Urticaceae y son originarias de las regiones tropicales de Asia y América.

Son plantas de modesto tamaño, compactas, de crecimiento rápido y adecuadas para zonas de sombra, lo que las hacen ideales para ubicar debajo de plantas más altas.

La planta posee hojas opuestas, cada par se cruza con el anterior, muy cerca unas de otras al ser los entrenudos muy cortos.

Poseen una forma ovalada, que dependiendo de la variedad puede rematar en punta o ser más elípticas y los bordes dentados.

Existe una amplia pluralidad de colores en el follaje, al tiempo que una iluminación más o menos intensa puede alterar su tonalidad.

Agradece una ubicación donde pueda disfrutar de luz abundante, pero que sea indirecta o suavemente matizada, al igual que el resto del grupo no hay que exponerla nunca al sol directo, éste puede quemar las hojas con verdadera rapidez.

Entre la primavera y el verano necesita de riegos copiosos, en cambio a medida que la temperatura no sea tan calurosa hay que espaciarlos y reducir las cantidades.

En los meses más fríos del año si se expone en habitaciones con calefacción precisará de una cuota generosa de humedad ambiental, instalar la maceta sobre un platillo con un poco de agua y guijarros paliará el contratiempo.

En general las flores de las Pileas son minúsculas e insignificantes que no aportan ninguna belleza a la planta, no es raro que las produzca en interior.

En todos los periodo es preferible que los riegos sobre el follaje sean esporádicos, la acumulación de agua sobre las rugosidades de las hojas acaba por estropearlas.

Se puede alimentar con un fertilizante líquido muy suave cada 15 días en la temporada de crecimiento (primavera y verano).

Es posible tomar esquejes en cualquier momento del año para hacerse con ejemplares nuevos, pero siempre procurando que los esquejes estén en una posición cálida.

Por lo general, los extremos cortados enraízan perfectamente tanto colocados en un recipiente con agua como plantados directamente en el sustrato, pero el proceso se acelera si se impregnan en hormonas de enraizamiento.

En un par de semanas tendrán raíces suficientes para plantarlos en una maceta con un buen sustrato ligeramente humedecido y manteniéndolos a una temperatura de 18 o 21 ºC.

Es preferible acomodar varios brotes en cada maceta para conseguir un efecto más compacto.

Los brotes pálidos y sin fuerza evidencian una falta de luz en la ubicación, es importante actuar antes de que el ejemplar se deteriore tanto que no se pueda salvar.


Otras Pileas


No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin