--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Blechnum gibbum

Nombre común: Helecho arbóreo enano - Yerba de papagayo - Dama de Plata

Puede decirse que este es uno de los Helechos de crecimiento más rápido y de los más decorativos que podemos encontrar.

Presenta una gran belleza exótica y es extraordinario para cultivar todo el año en sombra o semi-sombra en jardines de regiones con un clima anual cálido; es muy importante que no padezca de heladas invernales.

Lo ideal es que la temperatura invernal no sea inferior a los 15ºC. Forma parte de la familia de las Blechnaceae .

Excelente para habitaciones con una buena ventilación y abundancia de luz, incluso se muestra encantada si recibe unos rayos de sol de primeras horas de la mañana que es menos intenso, el resto del día puede tolerar el sol siempre que sea de manera matizada.

Las frondas pinnadas de color verde brillante están dispuestas en una roseta en forma de embudo, conformando una mata muy compacta que si se encuentra en un emplazamiento adecuado consigue un excepcional tamaño.

En el Helecho arbóreo a medida que van secándose las frondas viejas, signo del todo natural, va surgiendo con el tiempo un tronco que en algunos ejemplares puede llegar a medir más de 1 m de altura, robusto pero de escaso diámetro.

Esta circunstancia hace que este helecho recuerde por su aspecto a una palmera.

Los riegos han de ser generosos, sobretodo en época de calor; el cepellón no debe llegar a secarse en ningún momento ya que las frondas se vuelven marrones con rapidez y es poco probable que la planta se recupere.

Durante el verano conviene refrescarla a diario humedeciendo toda a planta con agua templada, pero no dejando que el agua permanezca mucho tiempo sobre las hojas, para ello, hay que sacudir con suavidad el ejemplar para que escurra bien el líquido sobrante.

Toda la familia de Helechos sobrelleva mal que el agua de riego contenga cal, de forma que si no se puede utilizar agua de lluvia será mejor añadir unas cuantas gotas de vinagre o de limón al agua de riego.

Es preferible atemperar el agua antes de regarlas, ya que no les gusta el agua demasiado fría.

Demanda una fertilización comedida, unas cuantas gotas de abono líquido para plantas verdes diluido en el agua de riego cada diez días será suficiente, en invierno se puede suspender el abonado.

El modo más sencillo y habitual de multiplicarla es a través de la división de la mata en primavera; la reproducción por esporas es una labor casi exclusiva para cultivadores expertos.



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin