--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Saxifraga fortunei


Nombre común: Saxifraga

Es uno de los géneros más importantes tanto en lo referente a plantas para rocalla como para jardín, con la particularidad de que gran número de sus especies florecen muy pronto en primavera.

Está formado por plantas pequeñas, la mayoría de ellas se desarrollan principalmente en las regiones templadas de Europa, Asia, y en menor medida, en Norteamérica.

Comprenden una gran pluralidad de especies y variedades, de hecho, resulta llamativo que el género esté dividido en diversos grupos independientes.

Desde el punto de vista del cultivo muchas presentan características distintas, sobre todo en la forma, color y textura del follaje que puede variar enormemente.

No obstante, en su mayoría forman densos matorrales achaparrados de los que despuntan los pedúnculos, más o menos erguidos.

Son plantas herbáceas vivaces pertenecientes a la familia Saxifragaceae.

La etimología del término Saxifraga procede del latín saxum, piedra, y frangere, romper, probablemente porque algunas especies se asientan entre las rocas mediante sus raíces sin ningún impedimento.

Es común en todas las Saxifragas la necesidad de disfrutar de un suelo con humedad abundante, viviendo mal en posiciones excesivamente soleadas, por lo tanto, se deben plantar en un lugar parcialmente protegido del jardín donde tengan bastante sol por la mañana, sin estar expuestas a los calores del mediodía.

La Saxifraga fortunei forma rosetas abiertas de hojas redondeadas con hendiduras profundas, los bordes festoneados, carnosas y suaves de color marrón cobrizo, además de otras formas con hojas matizadas o de color verde intenso.

Es extraordinaria para cultivar en contenedores que se pueden disponer en terrazas semi soleadas, en cambio no se dan bien en interior porque precisan estár al aire libre.

Se debe regar de forma moderada durante casi todo el año, regar algo más en verano en relación a la temperatura. Humedecer el conjunto del follaje durante el verano ayuda a mantener la planta fresca y conservar las hojas limpias.

El conjunto de flores surge en la cima de los tallos de color rojizo que asoman por encima de las hojas, miden entre 15 a 30 cm de altura, formando una nube de pequeñas flores blancas en forma de estrella, con el centro amarillo y los dos pétalos inferiores más alargados que el resto.

Los diversos cultivares están dotados de flores de variados colores que van desde el rosa más pálido al más intenso, pasando por el malva, crema, o rojo. Florece desde finales del verano hasta bien entrado el otoño.

La forma más sencilla de propagarla es mediante la fragmentación de la planta, a principios de primavera.

La porción de raíces y brotes se plantan en un sustrato con una buena base de arena gruesa.


Saxifraga stolonifera ➤    Saxifraga arendsii ➤    Saxifraga cochlearis



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin