--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Diascia barberae

Nombre común: Diascia

Se trata de una planta vivaz de baja altura, tendencia postrante y alegre floración.

Cuando mejor se puede ver el despliegue decorativo de esta planta es al cultivarla sobre una cesta o maceta colgante.

Pertenece a la familia de las Scrophulariaceae, comprende géneros y especies de una amplia distribución, principalmente situados en zonas templadas tropicales.

En regiones de veranos ardientes se debe situar en áreas donde predomine la sombra en las horas más problemáticas del día: entre las 12 y las 5 de la tarde.

En el caso de zonas con veranos climatológicamente agradables la Diascia puede permanecer todo el tiempo al sol.

Necesita climas anuales suaves por su sensibilidad al frío, de hecho, no podrá soportar inviernos rigurosos a la intemperie; en este caso, se debe contemplar como si de una planta anual se tratara, desechándola tras la floración.

Es preferible sembrar las semillas de la Diascia en primavera para disfrutar de un extenso periodo de floración que alcanzará todo el verano, cesando con la llegada del otoño.

Puede utilizarse cualquier tipo de suelo siempre que sea ligero, fértil, esté bien drenado y con una humedad estable, pero sin que permanezca muy mojado.
Los aportes de agua han de ser regulares, con una mayor frecuencia en los periodos de máximo calor, incluso es posible que sea necesario regarla cada día.
Un fertilizante para plantas de flor contribuye a su riqueza floral y a que la planta se mantenga vigorosa por más tiempo.

Forma racimos sueltos de pequeñas flores de color rosa, salmón o malva, dispuestas en delgados tallos de unos 30 cm de longitud.

Como muchas otras plantas es muy propensa a sufrir diferentes plagas, especialmente la araña roja que puede perjudicarle muy seriamente. En caso de infección se debe utiliza un plaguicida.

Las flores marchitas restan vigor a la planta, por eso es bueno eliminar las flores pasadas ya que ayuda enormemente la producción floral.

También realizar pequeños recortes en la planta cada vez que la floración decae ayuda a reactivar la planta.

Como consecuencia del recorte, la planta comenzará con una nueva floración pasado un corto periodo de recuperación.

Entre finales del invierno y comienzos de la primavera se deben sembrar las semillas que hay que mantener en unas condiciones cálidas, alrededor de unas tres semanas ya estarán enraizadas.
 
Cuando las nuevas plantas tengan un tamaño que permita su manejo habrá que trasplantarlas a un recipiente mayor, o a su lugar definitivo si la climatología lo permite.



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin