--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Allamanda violacea

Nombre común: Allamanda blanchetii

Es un arbusto trepador fuerte y vigoroso que desarrolla tallos robustos de varios metros de longitud, que necesitan de soportes para trepar. Pertenece a la familia de las Apocináceas.

Tiene una condición perenne y procede de las selvas tropicales brasileñas, donde goza de una climatología excepcional.

Si se dispone de espacio es muy apropiada para colocarla en espaldera contra una red o a través de una estructura para enredaderas, donde lucirá un aspecto magnífico dado que necesita de mucho lugar para crecer de manera adecuada.

Las grandes flores nacen en profusión durante todo el verano, son de color púrpura intenso, púrpura amarillento o púrpura rojizo dependiendo de la variedad.

Posee cinco pétalos parcialmente superpuestos con la garganta jaspeada y más oscura.

Es una planta con un ritmo de crecimiento muy dinámico, por lo que en invierno, se le debe podar hasta dos tercios de su tamaño.

Puede florece durante gran parte del año según el clima, le gusta las temperaturas cálidas, y es en las regiones que cuentan con este tipo de situaciones donde florecerá por un tiempo considerable; pero por lo general lo hace desde mediados del verano hasta mediados del otoño.

Los riegos deben ser generosos en verano principalmente si la planta aún no está bien establecida.

Es fácil de cultivo y cuidados sencillos si se le proporciona unas condiciones cálidas y un riego generoso en época de calor.

Es conveniente proveerla de un apoyo con un tutor al que poder atar los tallos para que crezca erguida.

Hay que proporcionarle mucha luz, con sol directo, pero si éste es demasiado fuerte el follaje se marchita, ante veranos tórridos hay que colocarla bajo una ligera sombra.

No soporta los cambios bruscos de temperatura o estar situada entre corrientes de aire, estas circunstancias puede hacer que la planta pierda las hojas.

Conviene efectuar un abonado cada diez días desde que comienzan a aparecer los nuevos brotes y hasta que la floración termine. Si no se abona correctamente las hojas se ponen amarillas.

Es sensible al ataque de la araña roja, mosca blanca y pulgones. Una revisión periódica sobre la planta ayudará a tomar medidas en cuanto aparezcan.

Todas las partes de la planta son tóxicas y el látex es irritante para la piel, después de manipularla . Al final del invierno es un buen momento para realizarle una poda en los tallos viejos, lo que provocará una mayor floración en la planta en la siguiente temporada.

Al final de la temporada de floración hay que reducir la cantidad de riegos y dejar de alimentar a la planta, comenzando de nuevo cuando se inicie el ciclo.

La época de propagación se encuentra entre marzo y abril, en las puntas de las ramas que hayan crecido durante el año anterior. Pueden utilizarse los recortes de la poda.

El enraizamiento se simplifica sumergiendo los extremos cortados en hormonas de enraizar.




No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin