--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Pyrostegia venusta

Sinonimia: Pyrostegia ignea

Nombre común: Bignonia de Invierno - Trompetero naranja

Esta trepadora ornamental se encuadra dentro de la familia de las Bignoniaceae. Es originaria de diversos países Sudamericanos: Argentina, Brasil, Bolivia y Paraguay.

Resulta perfecta como cubridora de pérgolas, muros o cercas que envolverá en poco tiempo debido a la rapidez de su crecimiento.

Siempre requerirá de algún tipo de soporte por el que pueda trepar y adherirse con sus zarcillos.

De esta planta se puede decir que se enmarca en el grupo de las trepadoras más populares por su vistosidad.

Es una excelente enredadera trepadora, vigorosa, de carácter perenne y tallos leñosos, con un crecimiento ágil que ofrece un bello espectáculo colorista.

Se manifiesta como una planta muy apreciada en jardinería gracias a su generosa floración, sobre todo teniendo en cuenta que lo hace en un periodo del año tan desapacible como es el invierno.

El periodo invernal es la época del año en la que la mayoría de plantas se encuentran en su etapa natural de descanso, salvo algunas excepciones como el caso de esta Bignonia.

Desde finales del otoño hasta la llegada de la primavera produce una espectacular exhibición de flores que presenta en densos racimos suspendidos de largos tallos.

Las flores son tubulares de 5-7cm de largo, de intenso color naranja dorado, cuya corola tiene cinco lóbulos que están dobladas hacia atrás y sus largos estambres que se extienden de forma evidente hacia fuera de la flor.

Sus hojas crecen opuestas, lanceoladas, de 5 a 8 cm de longitud, de color verde oscuro y lustrosas.
Le favorece un suelo ligero, fértil, ligeramente ácido, con riegos regulares sin llegar a ser desmesurados.

La planta una vez se encuentre bien establecida es capaz de soportar sequías breves.

Es realmente importante que cuando acabe su periodo de floración se lleve a cabo una estricta poda eliminando gran parte de la masa que conforma la planta.

Con esto se logra un desarrollo fecundo en su ramificación y una abundancia de flores en la siguiente temporada.

Prefiere situaciones soleadas durante todo el año, aunque se acomoda bien en una posición de sombra su floración no será tan abundante; necesita de al menos unas horas al día de irradiación solar para un correcto desarrollo.

Es preferible ampararla de posibles heladas o vientos muy frío que pueden arruinar su floración.

La Bignonia de invierno puede resultar invasora cuando se la deja a su libre crecimiento, es tal lo que puede llegar a extenderse, que en ocasiones sofoca el crecimiento de pequeños árboles cercanos mediante su ocupación, asfixiando su crecimiento.

El fruto es una cápsula cilíndrica y estrecha de color marrón, que contiene muchas semillas aladas que se pueden utilizar para la propagación.

Para multiplicarla se puede utilizar esquejes semi-maduros, en verano, además de por acodo o mediante el sembrado de semillas.


Otras Bignonias


4 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin