--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Gaillardia aristata

Nombre común: Gallardia

Pertenecientes a la familia Asteraceae, estas son plantas de abundante floración, muy apreciadas por los jardineros a causa de sus flores multicolores.

El género comprende plantas anuales y vivaces, en su mayor parte originarias de América Central.

Tienen cierta similitud a las margaritas, con multitud de pétalos que surgen de una cabeza floral redondeada.

El periodo de floración es bastante prolongado, se extiende desde finales de junio hasta finales de agosto.

Se cultivan sobre todo, dos tipos de Gaillardia para jardín, por un lado están las de porte alto que miden entre 70 y 80 cm y son muy adecuadas para el corte y composiciones florales, y las de crecimiento bajo y compacto que no rebasan los 20-30 cm y forman inmensas matas muy adecuadas para la composición de macizos.

Aunque no son exigentes respecto a los suelos, para un buen crecimiento, las Gallardias requieren un suelo poroso y que no retenga agua. El exceso de agua en el sustrato suele ser su mayor problema de cultivo.

Las flores tienen un diámetro de entre siete y diez centímetros, y están reunidas en cabezuelas bastante grandes con un disco de color púrpura y lígulas amarillas, generalmente teñidas de color púrpura en la base.

Las variedades de la Gallardia son numerosas y con un buena cantidad de colores, todas ellas de intensa y brillante tonalidad.

Las hojas son de color verde intenso, lanceoladas, lobuladas y algo pilosas.
Tolera la sequía y requiere de pleno sol para florecer de manera copiosa. Tiene una buena resistencia al calor y soporta periodos cortos de sequía.

Es una planta de día largo y se desarrolla mejor cuando se mantiene bajo condiciones de más de 14 horas con altos niveles de luz.

Resulta bueno dividirla cada dos años para mejorar las matas, esto también se reflejará en su floración.

Las plantas se mantienen exclusivamente 2 ó 3 años en los macizos, periodo tras el cual, hay que reemplazarlas; en contenedores es preferibles desecharlas acabada su periodo vital.

Su multiplicación se origina mediante división de la mata en primavera. Otra opción es hacerlo mediante semillas en otoño.

La siembra se efectúa de febrero a abril, en un propagador sin cubrir las semillas. Generalmente las semillas tardan entre 14 a 21 días en germinar.






3 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin