--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Podranea ricasoliana

Sinonimia: Tecoma ricasoliana

Nombre común: Bignonia rosa - Arbusto de Pandora - Bignonia rosada

Nos encontramos ante una planta de muy fácil cultivo que destaca por ser una de las trepadoras de floración más abundante.

Se trata de un vigoroso arbusto trepador de rápido crecimiento, capaz de alcanzar una altura bastante elevada, llegando incluso hasta los 5 m.

Es conocida por un considerable número de nombres diferentes de manera común, pero quizás el más popular sea el de Bignonia rosa, que es el que la relaciona con el nombre de la familia a la que pertenece: las Bignoniáceas, donde se agrupan más de 600 especies.

Produce una multitud de fuertes y delgados tallos leñosos, inestables y sin zarcillos con los que se pueda aferrar durante su crecimiento, por lo que necesitará de algún tipo de estructura a modo de soporte donde se la pueda ir sujetando a medida que va creciendo. Puede llegar a cubrir un muro amplio en poco tiempo.

Las hojas son compuestas, alargadas y terminadas en punta, de color verde profundo y brillante, con los bordes ligeramente dentados.

Origina densos manojos de flores al final del tallo, las flores son grandes, acampanadas, en color rosáceo y la garganta más clara, salpicada de finas líneas tintadas de rosa penetrante.

En regiones que gozan de un clima templado pueden disfrutar de esta bignonia en floración y con follaje prácticamente todo el año o al menos con floraciones intermitentes.

En cambio, ante inviernos muy fríos la planta perderá el follaje en su totalidad, pero se renueva por completo y con extraordinaria facilidad cuando llega el buen tiempo.

Necesita que se la ubique en situaciones bien soleadas, pero es especialmente sensible a la lluvia cuando está florecida, es perfecta para zonas templadas, incluso algo secas.

Hay que regarla en abundancia durante el periodo de crecimiento y abonarla cada 10 días, cuando se cultiva en maceta requiere de muchos nutrientes por la reducida cantidad de sustrato y la rapidez con la que crece, por ese motivo no conviene descuidar el abonado.

No precisa de riegos demasiado abundantes, en verano han de ser moderados pero regulares y escasos en invierno. No es exigente en cuanto al tipo de suelo, simplemente deben desaguar bien para que el agua no se estanque.

Una vez que la planta está bien establecida es más tolerante al calor, al fuerte viento y a eventuales períodos de sequía.

Es conveniente podar la Bignonia rosa cada dos o tres años una vez acabada la floración y antes de que lleguen las primeras heladas; se debe podar anualmente si se desea que mantenga un desarrollo comedido.

La mejor época para la poda es en invierno o principios de la primavera, justo antes de que comience un nuevo periodo de crecimiento. Se propaga mediante semillas o esquejes, incluso por acodos.


Bignonias

Blog Widget by LinkWithin