--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Jacintos, un bulbo fácil


Hyacinthus ver ficha


Los Jacintos son unas esplendidas flores para cultivar y tener dentro de casa en invierno.

A partir de que los brotes alcancen unos 5 cm de altura, deben colocarse en un lugar bien iluminado y fresco para un perfecto desarrollo de las hojas y las flores.

Para cultivar los Jacintos en agua existe unos recipientes especiales, denominados jacinteros.

Se trata de un contenedor de cristal estrecho más abultado en el cuello, de manera que una vez colocado el bulbo, sólo entra en contacto con el agua la parte inferior del mismo y se puede ir viendo cómo poco a poco van brotando las raíces.

Además, este método ofrece la posibilidad de asegurarse de cuando es exactamente el momento en el que se debe trasplantar el ejemplar a tierra.

Conviene disponer dentro del jacintero un pequeño trozo de carbón vegetal.
En lugar de estos jacinteros, también pueden cumplir esta misma función otros receptáculos como: pequeños floreros, vasos u otros recipientes similares.

la clave está en que el bulbo quede encajado en el cuello del recipiente. Es el sistema de cultivo más fácil ya que no hace falta regar.

Cuando se plantan varios ejemplares juntos en un mismo recipiente, no hay que dejar espacio entre los bulbos, para ello es una buena idea rellenar los huecos con musgo; además de mejorar su apariencia, favorecerá la retención de humedad.

Esta es una magnífica forma para mejorar su efecto decorativo, ya que oculta la parte superior de los bulbos.

Por su porte erguido, los Jacintos se cultivan mejor si están un poco apretados, en una maceta más bien pequeña y no demasiado profunda.

En este caso se puede utilizar un recipiente decorativo, como una cesta de mimbre forrado con plástico; al tratarse de una planta de cultivo temporal, no importa que no tenga agujeros de drenaje para que escurra el agua sobrante.

Las flores se deben cortar con su tallo a ras de tierra a medida que se desluzcan pero, las hojas hay que dejar que amarilleen y se marchiten.

Es entonces cuando se cortan, de esta forma el bulbo tiene tiempo de tomar reservas y almacenarlas para volver a dar flor en la siguiente temporada.

Lo ideal es mantener el abonado hasta el momento de cortar las hojas y sacar el bulbo.

Los bulbos se pueden dejar en la maceta, pero es preferible sacarlos y dejarlos guardados en un sitio seco y fresco, hasta la llegada del otoño y plantarlos de nuevo entre septiembre y octubre.






6 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin