--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Cuidados cotidianos


Cuidados cotidianos de las plantas de interior

Cuidado de las flores

Algunas plantas de interior florecen en primavera, por lo tanto, es muy importante que todas las plantas que están en su periodo activo reciban una correcta y equilibrada administración de elementos nutritivos, con un aporte mayor de potasio que potencie y mejore el desarrollo de las flores.

Cuando las flores ya se hayan secado, lo mejor es quitarlas inmediatamente de la planta para evitar que ésta malgaste energías en el proceso de formación de semillas.

Cuidado de las hojas

La acumulación de polvo durante el invierno sobre las plantas de interior puede proporcionarle un pésimo aspecto, así pues, lo mejor es realizar una limpieza profunda de las hojas en esta época del año.

Se debe tener mucho cuidado con algunos productos especiales destinado a esta limpieza, ya que podrían provocar el deterioro de las hojas más delicadas; es preferible no utilizarlos pero en caso de hacerlo hay que usarlos con sumo cuidado y no dejar de leer y seguir las instrucciones de la etiqueta.

Ya hacia finales de la estación, la mayoría de las plantas se beneficiarán con una ducha de agua templada para quitarle el polvo acumulado; teniendo cuidado de no saturar el compost de agua cuando se lleve a cabo esta tarea.

Las plagas

Muchos insectos permanecen inactivos en invierno, aunque algunos (las cochinillas algodonosas y el ácaro rojo) parecen seguir actuando a lo largo de todo el año.
No obstante, cuando llega la primavera, una nueva ola de energía parece afectar al mundo de los insectos.

Estas plagas, que hasta ahora se encontraban controladas, brotarán repentinamente provocando grandes daños a las plantas de interior en un breve periodo.

Conviene estar especialmente atento a la aparición de áfidos (pulgones verde y negro), ya que estos tiene la facultad de reproducirse con una rapidez alarmante.

Se debe examinar el follaje de las plantas regularmente y localizar los áfidos en los pimpollos y nuevos brotes; el ácaro rojo, en la cara posterior de las hojas; las cochinillas algodonosas en la cara posterior de las hojas y en las axilas de las mismas; y la cochinilla en los tallos y nervios.

Apenas se haya identificado el problema, hay que averiguar cuál es el pesticida más apropiado y seguir el tratamiento tal y como se recomienda la etiqueta.

Enfermedades

A pesar de que algunas enfermedades, al igual que las plagas pueden ocasionar a lo largo de todo el año, es en primavera cuando se recrudecen. No obstante, ciertas enfermedades como la botrytis y algunas de las que afectan a las raíces tienden a ser más frecuentes a finales del otoño, en invierno y a principios de la primavera.

Por otra parte, hay algunas enfermedades, tales como la roya, el oídio y el mildiu que se incrementarán cuando las condiciones climáticas favorezcan su crecimiento y expansión.

Hay que tener sumo cuidado a la hora de controlar las enfermedades de las plantas, sobre todo, si se hace por medio químicos. Con frecuencia, el efecto se puede disminuir con algunos pequeños cuidados: por ejemplo, quitando las hojas y flores marchitas o secas, y evitando el exceso de agua.
Las plantas se deben examinar periódicamente y el primer signo de enfermedad se deben tomar las medidas apropiadas.


Evitar los cambios bruscos de temperatura
Incrementar la cantidad de agua sin regar en exceso
Trasplantar a finales de la primavera sólo si la planta a iniciado su periodo de crecimiento
Comenzar a abonarlas de forma comedida
Utilizar fungicidas preventivos



9 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin